Skip to content

El periodista y su marca personal

junio 5, 2010

Vivimos en un momento en el que se hace necesario que el periodista trabaje su propia marca en todos los espacios que internet pone a su disposición. Es algo que no me canso de repetir a mis alumnos. El blog y las redes sociales se han convertido en excelentes plataformas para promocionar el trabajo periodístico, ya se haga fuera o dentro de un medio.

El concepto de marca personal, que tanto rechazo causa entre algunos profesionales, no es innecesario ni tampoco tiene tintes pretenciosos. Es un adorno al que todo periodista tendría que aspirar si quiere obtener la visibilidad necesaria para dar a conocer su labor diaria en un escenario “movedizo” y de constantes cambios en el que se exigen nuevas destrezas profesionales cada vez más ligadas a la era digital.

La construcción de la marca personal (algunos hablan del ego del periodista en internet) debe ser una tarea obligada para todo periodista y lo debe hacer con las herramientas que le ofrece internet. Tener un blog y escribir en él sobre aquellos temas que más le interesan y sobre los que está especializado es el primer paso. Después, es fundamental que comparta y promociones sus trabajos periodísticos en las redes sociales, especialmente en Twitter por su carácter profesional. La presencia en las redes sociales debe tener sentido y lógica, compartiendo no sólo contenidos elaborados por el periodista, sino apostando por recomendaciones y promoción de enlaces que se han encontrado en internet.

Cuando me refiero a estas tareas en ciertos ámbitos, uno de los comentarios que me hacen aquellos periodistas más alejados del escenario de la Red es que no hay tiempo para tanto y que atender estos frentes puede repercutir negativamente en el trabajo principal del profesional. Más lejos de la realidad, les suelo responder. No sólo no ocurre, sino que diría que el periodista jamás debe dejar que ocurra, entre otras razones porque como bien sabemos todos los que nos dedicamos a este oficio lo importante es contar buenas historias y esto, como es lógico, comporta una dedicación y un tiempo que no se puede escatimar.

Pero contar buenas historias y hacer periodismo de calidad, contrastando fuentes, saliendo a la calle a tomar declaración a los testigos, valorando los temas y demás no es incompatible con la labor de distribuir ese contenido en las redes sociales. Ya incidí en esta idea en marzo cuando participé en el UCAMMedialab de Murcia, al que me invitaron para aportar mi visión sobre el periodista y su identidad digital.

Seguiremos informando…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: